ELE,  Lengua española

Cómo entender y pronunciar (bien) el español

Una de las principales características del español como lengua universal son las diferentes pronunciaciones de los hispanohablantes, lo que provoca el desconcierto en los aprendices de español.

¿Cómo entender las diferentes variedades del español y cómo pronunciar bien el español?

Esta es la principal duda de un aprendiz de español: decidirse por una u otra variedad.

En efecto, el español es una de las lenguas universales del planeta, lo que produce grandes diferencias en cuanto a tono, entonación, pronunciación o léxico entre los hispanohablantes del planeta.

A la hora de explicar la prosodia a mis alumnos (tono, entonación, pronunciación…) siempre lo relaciono con el de la lengua materna del estudiante.

Así, un estudiante chino o un estudiante alemán no tienen nada que ver con un estudiante angloparlante, por ejemplo.

¿Qué es la Prosodia?

La RAE define la prosodia como:

1.- Parte de la gramática que enseña la recta pronunciación y acentuación.”

RAE. Definición de Prosodia

La prosodia indica el tono, el acento, la entonación, la velocidad del habla… todos los elementos sonoros de la lengua, además transmite información emotiva (enfado, tristeza…), indica rasgos sociolingüísticos (grupo social…) y coloquiales (castellano, andaluz, mejicano…).

Así, muchos se preguntan qué español es mejor estudiar, si el español de España, el mejicano, el argentino… por citar algunos.

Es cierto que la entonación y la pronunciación son importantes al aprender un idioma nuevo, pero los tonos de las diferentes variedades del español no son excluyentes, solo indican la procedencia.

Existe una lengua común, gramatical y ortográfica, y la prosodia de nuestra lengua es tan rica que nos indica elementos anexos a la lengua, como el origen del hablante, su grupo social o su intencionalidad.

Como indica el Instituto Cervantes:

“…la pronunciación y la entonación son los componentes más íntimos de la identidad del ser humano…”,

y de la misma manera que un docente comparte en el aula su carga prosódica, el alumno también aporta la de su lengua materna…

Esto quiere decir que, salvo en casos extraordinarios, todos los aprendices de una lengua extranjera conservarán a su vez rasgos prosódicos de su lengua materna, enriqueciendo así la carga semántica del lenguaje.

Hay que aceptar que todos los neohablantes de español van a conservar ciertas características de su lengua materna, y no pasa nada hablar español con acento francés, inglés o chino… mientras haya comunicación, es decir, que el discurso sea comprensible.

Aprender un idioma nuevo significa no solo aprender una nueva gramática o un repertorio de vocabulario, el reto de un aprendiz de una lengua es sobre todo físico, es aprender a articular sonidos que no existen en su lengua materna.

¿Qué español se debe aprender entonces?

¿El español de América o el español de España?

La prosodia de los diferentes países americanos es tan variada (Argentina, México, Colombia, Cuba…) como la de la propia España (Andalucía, Castillas, Canarias, Murcia…).

En primer lugar, si tenemos en cuenta que la base ortográfica y gramatical es la misma y que solo encontramos algunas diferencias de tipo léxico y prosódico, no encuentro ningún problema a la hora de estudiar una u otra variedad, salvo que por cuestiones personales o laborales haya un interés especial en estudiar una variedad en particular y abandonar el estudio de un español más universal.

Como curiosidad, aquí puedes consultar algunas de las diferencias entre las variantes del español

principales caracteristicas de la pronunciacion del espanol
principales caracteristicas de la pronunciacion del español (continuación)

Para explicar los sonidos del español he tenido en cuenta el Tratado de Fonología y Fonética españolas de Quilis (1999) y el alfabeto fonético internacional, aunque no pretende ser un análisis exhaustivo sino simplemente un pequeño esbozo que recoja mínimamente las diferencias fonéticas.

Pronunciar y entender el español

1.- El sonido que más llama la atención es la ZETA y CE/CI del castellano de la meseta en contraste con la suavidad de la ESE del resto de hispanohablantes, lo que se denomina “Seseo”:

  • Cecilia cocina cocido y Sandra cena ensalada con cilantro…
  • Sesilia cosina cosido y Sandra sena ensalada con silantro…

Sin embargo, en zonas de Andalucía se produce el “Ceceo”, que consiste en pronunciar como ZETAS las ESES:

  • Sara desayuna pan sin sal…
  • Zara dezayuna pan zin zal

En el castellano de la meseta la –d final de palabra y los grupos –ct y –cc se pronuncian Z:

  • Madrid > Madriz
  • Acción > ación
  • Acto > azto

2.- La sonoridad de la JOTA contrasta con la aspiración de la consonante en Andalucía, Canarias y América. Este fenómeno también se produce con la –s final de palabra en Castilla-La Mancha y Andalucía:

  • Es que mi jefe es genial
  • Eh que mi hefe eh henial

3.- Un sonido muy característico del cono sur americano (Argentina, Uruguay, Paraguay) es la LL/Y (un sonido parecido al inglés SH):

  • La lluvia en Sevilla es una pura maravilla…
  • La shuvia en Sevisha es una pura maravisha…

4.- En toda España la –d intervocálica desaparece en el habla relajada:

  • Comido > comío

5.- En Cuba y en Canarias se cambia la R por la L:

  • Mi amor, eres mi mujer
  • Mi amol, eles mi muhel 

Mientras que en buena parte de Andalucía pasa lo contrario:

  • El alma de la fiesta
  • Er arma de ra fiehta

6.- Muchas de las consonantes finales desaparecen en el habla relajada de todas las variedades de español y se apocopan (acortan) algunas palabras:

  • Mujer > mujé
  • Para comer> pa comé
  • Voy para allá > voy pallá

Por último, vamos a hacer un repaso de las vocales del español

Las vocales del español

Las vocales son cinco, A (Baja/Abierta), E /O (medias) I/U (Altas/Cerradas).

En el español de España las vocales medias E/O son las que sufren variaciones:

1.- En el norte de España se produce el cierre de las vocales finales:

  • diccionario asturiano
  • dicionariu asturianu 

2.- En el noreste de España (Cataluña) se abren las vocales E/O:

  • Yo soy la Carmen y tú eres el Pere (Pedro)
  • Yo soy la Carman y tú eras al Pera

Estaría genial ampliar esta información y crear una guía completa con todas las variedades del español.

Esperamos tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *